top of page

China estrecha el cerco sobre los centros religiosos con nuevas normativas

El gobernante Partido Comunista de China está reforzando su control sobre los centros religiosos, prohibiendo los vínculos con organizaciones extranjeras y exigiéndoles que impartan educación "patriótica" a los creyentes. Según las nuevas normas que entrarán en vigor el 1 de septiembre, los monasterios, templos, mezquitas, iglesias y otros lugares de actividad religiosa deben apoyar la dirección del Partido Comunista de China y los planes del dirigente Xi Jinping para la "sinicización" de la actividad religiosa.

La normativa forma parte de una campaña política de "sinicización" de la actividad religiosa que ya ha incluido la colocación de retratos de Xi Jinping en las iglesias, la prohibición de las celebraciones navideñas y la demolición forzosa de las principales mezquitas e iglesias para eliminar cúpulas y cruces. Los lugares religiosos deben presentar con antelación planes detallados de las actividades para su aprobación y educar a los ciudadanos religiosos en el patriotismo, al tiempo que se adhieren a las políticas de sinicización. Además, deben mantener registros de todo el personal o residentes en los que se detallen sus actividades religiosas y sociales y cualquier contacto con organizaciones o individuos extranjeros.


Mientras tanto, el gobierno proporciona algunas orientaciones sobre el contenido de los sermones y las enseñanzas. "El contenido de los sermones debe ser apropiado para la situación nacional china y encarnar los valores centrales socialistas", dicen las directrices. Las sedes deben proporcionar educación nacionalista y patriótica y promover el uso del mandarín en las actividades y escritos religiosos. Las directrices también establecen que los lugares deben "integrar la cultura china y encarnar el estilo chino en cuanto a arquitectura, escultura, pintura, decoración, etc.", y que está prohibido construir grandes estatuas religiosas al aire libre fuera de templos e iglesias.


También están en camino medidas más severas. La financiación colectiva de los creyentes religiosos para construir o ampliar locales parece cosa del pasado. Las directrices establecen que está prohibido invertir, contratar o explotar centros de actividades religiosas o grandes estatuas religiosas al aire libre. Se espera que los equipos directivos "pongan fin a las actividades y cultos religiosos ilegales, se resistan al extremismo religioso e impidan que fuerzas extranjeras utilicen la religión para infiltrarse [en su organización]". La normativa incluye la prohibición de aceptar cargos docentes de grupos o instituciones religiosas extranjeras sin autorización previa y de aceptar donativos extranjeros.


Un monje budista que dio el nombre religioso de Shi Daoguo dijo que la nueva normativa no será una buena noticia para los creyentes religiosos de China. "El budismo es una religión de sabiduría, que debe formar a las personas para que piensen con independencia", afirmó. "Pero el budismo sinicizado no es más que una forma disfrazada de lavado de cerebro organizativo. No puede conducir a la gente al pensamiento independiente". Shi Daoguo afirmó que ya está sometido a una estrecha vigilancia por parte de las autoridades locales, que le han retirado sus credenciales religiosas y sus ingresos después de que empezara a hablar en contra de la sinicización de su religión. "Me quitaron toda la documentación y vigilan mi teléfono", dijo. "Pueden paralizarte económicamente, ponértelo muy difícil... sin ninguna afiliación formal a un lugar religioso ni donaciones, no hay ingresos".


Por lo general, se espera que los monjes budistas renuncien a la riqueza material y dependan de los laicos para cubrir su alimentación y otras necesidades mediante donativos. Chang Chia-lin, profesor del Instituto de China Continental de la Universidad Tamkang de Taiwán, afirmó que la nueva normativa representa el triunfo de la política sobre la espiritualidad. "A otro nivel, significa que la política triunfa sobre la religión, de modo que si infringes estas normas, pueden emprender acciones legales contra ti", dijo Chang. "Creo que estos lugares religiosos se verán obligados a obedecer al gobierno después del 1 de septiembre... ya sea a la Administración Estatal de Asuntos Religiosos o al Departamento de Trabajo del Frente Unido".



0 visualizaciones

コメント


bottom of page