top of page

Líderes Religiosos se Solidarizan con Nagorno-Karabaj y Armenia

En un mundo donde las divisiones a menudo eclipsan la unidad, el poder de los líderes religiosos unidos por una causa común es un faro de esperanza. Este sentimiento fue recientemente ejemplificado cuando el Obispo Dr. Guillermo Ahumada, Presidente de la Coalición Internacional Multi-Faith (IMFC, por sus siglas en inglés), se unió a una carta multi-faith dirigida al Presidente Biden. La carta, iniciada por la Mesa Redonda de Libertad Religiosa Internacional (IRF, por sus siglas en inglés), expresó una profunda preocupación por la invasión de Azerbaiyán a Nagorno-Karabaj y la amenaza inminente a Armenia.

El Corazón del Asunto


La situación en Nagorno-Karabaj no es solo una disputa geopolítica; es una crisis humanitaria. El 19 y 20 de septiembre de 2023, Azerbaiyán invadió y ocupó Nagorno-Karabaj, una región autónoma que ha sido hogar de los armenios durante milenios. Esta invasión no fue un incidente aislado, sino que siguió a un prolongado asedio de nueve meses por parte de Azerbaiyán. Durante este período, las fuerzas azeríes bloquearon suministros esenciales, incluyendo alimentos y medicinas, y interrumpieron servicios vitales como agua, electricidad y conexiones a internet.


El asedio estuvo acompañado por una campaña de propaganda dirigida por el estado tanto en Azerbaiyán como en Turquía. Esta campaña vilipendió a los armenios, pintándolos como enemigos e incluso llamando a su exterminio. Tal incitación, basada en la raza y la religión cristiana, tiene precedentes históricos que han llevado a atrocidades a gran escala.


Contrariamente a algunos informes de noticias, Nagorno-Karabaj no era una "región separatista". Ha sido gobernada por y para armenios desde el amanecer de la historia registrada. La región reflejaba una región autónoma azerí situada dentro de Armenia. A partir del 19 de septiembre de 2023, Nagorno-Karabaj albergaba a 120,000 armenios. Sin embargo, a raíz de la invasión, más de la mitad de su población se ha visto obligada a huir a Armenia.


La invasión de 2023 fue un recordatorio del conflicto de 2020, durante el cual las fuerzas azerbaiyanas no solo atacaron a soldados sino también a civiles. La secuela de la invasión vio la destrucción deliberada del patrimonio cultural armenio, incluyendo iglesias, artefactos antiguos y cementerios.



El Poder de la Unidad


En estos tiempos difíciles, la decisión del IMFC de unirse a la carta multi-faith es un testimonio de la fuerza de la unidad. La carta al Presidente Biden es un llamado a la intervención y una súplica por la paz. Subraya la importancia de la solidaridad internacional frente a la agresión y las violaciones de los derechos humanos.


La participación del Obispo Dr. Guillermo Ahumada es especialmente notable. Como Presidente del IMFC, su decisión de firmar la carta envía un poderoso mensaje sobre el compromiso de la coalición con la paz, la justicia y los derechos humanos. El respaldo del IMFC a la carta es un llamado a la acción para que otros líderes religiosos se unan a la causa y se solidaricen con el pueblo de Nagorno-Karabaj y Armenia.


El enlace es una invitación para que líderes religiosos de todo el mundo agreguen sus firmas a la carta. Es un testimonio de la creencia de que cuando los líderes religiosos se unen, su voz colectiva puede provocar un cambio.


Un Llamado a la Acción


La situación en Nagorno-Karabaj y Armenia es un recordatorio de la fragilidad de la paz. Subraya la importancia de la solidaridad internacional y el papel de los líderes religiosos en la defensa de la justicia.


La carta multi-faith no es solo un documento; es un símbolo de esperanza. Representa la creencia de que, a pesar de nuestras diferencias, la humanidad puede unirse frente a la adversidad. La participación del IMFC y su presidente, el Obispo Dr. Guillermo Ahumada, es un testimonio del poder de la unidad.


Mientras el mundo observa la crisis en desarrollo en Nagorno-Karabaj y Armenia, la carta multi-faith sirve como un faro de esperanza. Es un recordatorio de que, incluso en los momentos más oscuros, la unidad puede iluminar el camino a seguir.


En conclusión, la situación en Nagorno-Karabaj y Armenia es un llamado a la acción para la comunidad global. Es una invitación para que líderes religiosos, independientemente de sus afiliaciones religiosas, se unan y aboguen por la paz. La carta multi-faith, respaldada por el IMFC y su presidente, es un testimonio del poder de la unidad. Es un faro de esperanza en un mundo que a menudo parece dividido.







Reproducimos aqui copia de la carta en Español:


Asunto: CARTA INTERRELIGIOSA SOBRE LA INVASIÓN DE AZERBAIYÁN A NAGORNO-KARABAJ Y LA AMENAZA A ARMENIA


Al Honorable Joseph Biden,

Al Honorable Anthony Blinken,

The White House,

1600 Pennsylvania Avenue, NW,

Washington, DC 20500


Departamento de Estado de los Estados Unidos,

2201 C Street, NW,

Washington, DC 20520


Re: Por favor, actúe ahora para detener el genocidio de Azerbaiyán contra la nación cristiana más antigua del mundo.


Estimado Presidente Biden y Secretario de Estado Blinken:


Somos un grupo informal de organizaciones e individuos que abogan por la libertad religiosa internacional desde una perspectiva interreligiosa y bipartidista. Escribimos para pedirles que tomen medidas inmediatas para detener el genocidio en desarrollo de Azerbaiyán contra la nación cristiana más antigua del mundo: Armenia. Esto comenzó con su asedio e invasión del territorio de Nagorno-Karabaj y amenaza también a la República de Armenia reconocida internacionalmente.


Específicamente, solicitamos que revoquen la exención de la Administración de 2022 de la Sección 907 de la Ley de Apoyo a la Libertad hasta que se cumplan las siguientes condiciones:


1. Se permita a todos los armenios abandonar Nagorno-Karabaj si desean hacerlo voluntariamente en condiciones humanas.

2. A los armenios que elijan permanecer en Nagorno-Karabaj (o regresar) se les garantice que poseerán plenos derechos legales, políticos y humanos, incluida la libertad religiosa, sin discriminación, y podrán vivir en paz con pleno acceso a alimentos, suministros médicos, electricidad, agua, internet y otras condiciones necesarias para la vida.

3. Aquellos que abandonen permanentemente reciban una compensación completa por su propiedad y posesiones perdidas.

4. Se realice una investigación internacional completa y se rinda cuentas por los crímenes de guerra denunciados.

5. Azerbaiyán acepte y cumpla con las órdenes pasadas (y futuras) de la Corte Internacional de Justicia.

6. Azerbaiyán y Turquía se comprometan a no invadir o amenazar la existencia de la nación armenia, incluidos los esfuerzos para crear un corredor terrestre que conecte a las dos naciones bifurcando el territorio armenio.


El 19 y 20 de septiembre de 2023, Azerbaiyán lanzó una guerra no provocada contra Nagorno-Karabaj, un enclave autónomo con 120,000 residentes poblado por armenios durante milenios. Contrariamente a su caracterización como una región "separatista", estaba destinada a ser autónoma cuando fue tomada de Armenia por Joseph Stalin y colocada dentro de la recién creada República de Azerbaiyán en 1918, al igual que creó Nakhchivan como una región autónoma azerí dentro de Armenia. La invasión siguió a un asedio de nueve meses, bloqueando envíos de alimentos y medicamentos, interrumpiendo el agua, la electricidad y las conexiones a internet. Azerbaiyán amenazó con derribar vuelos humanitarios y desobedeció las órdenes de la Corte Internacional de Justicia (2 de febrero y 6 de julio de 2023) para detener el bloqueo. Aumentó, en lugar de detener (como ordenó el CIJ), su promoción e incitación al odio racial y religioso y la discriminación contra los armenios.


Los armenios temen que no tienen futuro en Nagorno-Karabaj bajo el control azerí. Están abandonando el área tan rápido como lo permiten las carreteras congestionadas y los puntos de control azeríes. Los monitores internacionales aún no tienen permiso para ingresar a Nagorno-Karabaj para proteger contra las atrocidades ampliamente reportadas, a pesar de un reciente acuerdo para permitirles después de las súplicas de su Administración. Más de 50,000 refugiados ya han ingresado a Armenia. A este ritmo, no quedará ningún armenio en Nagorno-Karabaj en unos días.


Esta Administración guardó un silencio vergonzoso o incluso fue cómplice antes de esta invasión. Yuri Kim, Subsecretario Adjunto Principal de Estado para Asuntos de Europa y Eurasia, se reunió con un funcionario de


Azerbaiyán poco antes de que comenzara y señaló la posición de EE. UU. al proclamar a su nación como un importante y "valioso socio" y aliado de EE. UU. Azerbaiyán claramente creyó que esta era una señal de que podían invadir con impunidad, al igual que habían bloqueado Nagorno-Karabaj durante 10 meses sin imposiciones de sanciones u otras consecuencias. Los llamados a la paz y a que todas las partes regresen a las negociaciones sonaron vacíos el día después de la invasión militar. Y quizás lo más asombroso fue la decisión del Presidente de recibir al Ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán en Nueva York para una foto sonriente con la Primera Dama el día después de la invasión.


Esta Administración fue la primera en reconocer el genocidio armenio del Imperio Otomano en 1915 en 2021, algo que Turquía nunca ha admitido. Lo hizo poco después de la invasión y ocupación de Azerbaiyán en 2020 de un territorio significativo de Nagorno-Karabaj que desplazó a más de 90,000 armenios cristianos indígenas con muchos crímenes de guerra documentados. Ha quedado claro desde entonces, a partir de las declaraciones y propaganda azeríes y turcas, que se planeó una segunda invasión que abarcaría toda Armenia, para terminar el trabajo iniciado por los turcos otomanos. En los días previos a la invasión, hubo amplias advertencias de movimientos de tropas azeríes rodeando Nagorno-Karabaj.


El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, amenazaron repetidamente con eliminar a los armenios de Nagorno-Karabaj e incluso eliminar a Armenia del mapa porque separa inconveniente a las dos naciones. El presidente Aliyev dijo el 24 de diciembre de 2022 después de iniciar el bloqueo: "Nadie puede influenciarnos. Puede haber llamadas, puede haber algunas declaraciones, pero no necesitamos prestarles atención. Respondemos a estas llamadas simplemente por cortesía política, pero esto no cambiará nuestra posición en lo más mínimo". Las advertencias sobre una invasión inminente se comunicaron a la Administración con peticiones de intervención cada vez más desesperadas durante los últimos diez meses. Genocide Watch, el Lemkin Institute for Genocide Prevention y Luis Moreno Ocampo, fiscal fundador de la Corte Penal Internacional, informaron sobre las claras intenciones de Azerbaiyán, junto con muchos otros observadores informados, expertos militares y legales, esta Mesa Redonda y la diáspora armenia estadounidense. Nuestra Mesa Redonda escribió pidiendo acciones similares a las propuestas aquí en febrero de 2023.


El día después de la invasión, el presidente Erdogan dijo, en un discurso ante la Asamblea General de la ONU, que Turquía y Azerbaiyán actúan como "una nación, dos estados" y que Turquía apoya plenamente la invasión de Nagorno-Karabaj. Más tarde ese día, anunció que era hora de ocupar toda Armenia, a menudo referida como "Azerbaiyán Occidental" en los medios de comunicación controlados por el estado azerí y turco. Dijo rotundamente: "Armenia es nuestra tierra. Necesitamos desarrollar conjuntamente el concepto de regresar a Azerbaiyán Occidental".


La propaganda gubernamental en ambos países ha encendido el odio hacia los armenios a un punto febril. Los llamados a decapitar, mutilar y violar a hombres, mujeres y niños armenios con el pago de recompensas son generalizados en las redes sociales azeríes. Hay un claro aspecto religioso en esta campaña en la que se articula la dominancia del Islam y las etnias turcas sobre el cristianismo y las etnias no turcas. La historia ha sido reescrita para sugerir que la historia armenia de 6,000 años como presencia indígena en la región nunca sucedió. Una política de demolición de iglesias armenias y otros reliquias culturales en Nagorno-Karabaj ocupado desde 2020 y en otras partes de Azerbaiyán es un medio para borrar la historia y la fe de este grupo de personas. Azerbaiyán se ha negado a garantizar la seguridad de los armenios que viven en Nagorno-Karabaj. En cambio, dice que planea la "integración" de los armenios en Azerbaiyán. Lamentablemente, está claro que esto actualmente significa una continuación de lo que sucedió en áreas conquistadas por Azerbaiyán en 2000. Ahora están desprovistas de armenios, y todas las iglesias antiguas y sitios culturales/históricos han sido completamente destruidos. No hay nada en las declaraciones públicas de los líderes azeríes o en la historia reciente que sugiera que tienen alguna intención de tratar de manera justa o incluso humana a los ciudadanos armenios de Nagorno-Karabaj.


La Sección 907 de la Ley de Apoyo a la Libertad establece que "la asistencia de los Estados Unidos bajo esta o cualquier otra Ley (excepto la asistencia bajo el título V de esta Ley) no puede ser proporcionada al Gobierno de Azerbaiyán hasta que el Presidente determine, y así lo informe al Congreso, que el Gobierno de Azerbaiyán está tomando medidas demostrables para cesar todos los bloqueos y otros usos ofensivos de la fuerza contra Armenia y Nagorno-Karabaj". Tal certificación es imposible en el contexto actual.


La exención de su administración de la Sección 907 el 21 de junio de 2022 decía que "no socavará ni obstaculizará los esfuerzos en curso para negociar un acuerdo pacífico entre Armenia y Azerbaiyán ni se utilizará con fines ofensivos contra Armenia". Los eventos recientes muestran que los esfuerzos para negociar la paz han fracasado. La G


AO informó en 2020 que EE. UU. había dado casi $1 mil millones a Azerbaiyán, incluida la asistencia militar, bajo la autoridad de exención desde 2002. Continuar esta asistencia es inconcebible a la luz de la agresión de Azerbaiyán.


Ya sea que Azerbaiyán haya ayudado en la lucha de EE. UU. contra el terrorismo internacional o sea una fuente necesaria de gas y petróleo en medio de la guerra de Rusia contra Ucrania, está llevando a cabo su propio terrorismo y amenaza con hacer más. Su Administración miró hacia otro lado mientras Azerbaiyán se tragaba Nagorno Karabaj. ¿Intervendrá o mirará hacia otro lado nuevamente mientras se une a Turquía para ocupar completamente la República de Armenia reconocida internacionalmente? Ignorar un genocidio y no ejercer el deber de proteger a las poblaciones vulnerables constituye complicidad según el derecho internacional.


Si EE. UU. abandona su historial pasado de mantenerse firme ante las violaciones de los derechos humanos y la libertad religiosa, no habrá ninguna nación lo suficientemente fuerte como para detener a las naciones sin ley que cada vez más creen que el poder y el dinero les da el derecho a pisotear los derechos de las comunidades minoritarias y las naciones más pequeñas. Estamos en el punto de no retorno con amenazas a las minorías religiosas que surgen en todo el mundo.


Para concluir, señalamos que se han presentado tres proyectos de ley en el Congreso que eliminarán el derecho del Presidente a renunciar a la Sección 907 y pondrán fuertes requisitos en la Administración para abordar los problemas planteados aquí, imponer sanciones y más. Esperamos sinceramente que la Administración inicie las acciones necesarias por sí misma.


Respetuosamente,


1 La Convención sobre el Genocidio dice que un acto de genocidio es "infligir deliberadamente al grupo condiciones de vida calculadas para provocar su destrucción física total o parcial". (Convención sobre el Genocidio, Artículo II (c)). No requiere una matanza masiva inmediata. El hambre, la privación de medicamentos, calor, agua y otras necesidades de la vida son suficientes. Esto es lo que sucedió durante los últimos 10 meses, y muchos armenios murieron, junto con bebés abortados. La limpieza étnica también puede considerarse un tipo de genocidio, así como un crimen de guerra y un crimen contra la humanidad. Los armenios también tienen derecho a la protección como grupo racial y religioso bajo numerosas otras convenciones y tratados internacionales.


2 Órdenes del CIJ contra Azerbaiyán a petición de Armenia ordenando el cumplimiento de la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial:

2023 7-6; 2023 4-25; 2023 2-22; 2021 12-7


3 Al menos 200 gravemente heridos o muertos en una explosión en una estación de combustible en medio de civiles en pánico tratando de escapar de áreas ocupadas por azeríes.


4 Documentando presuntos crímenes de guerra del conflicto de Nagorno-Karabaj.


5 Decenas de miles de armenios étnicos se apresuran a huir de Nagorno-Karabaj.


6 Los fracasos de EE. UU. en Nagorno-Karabaj.


7 La administración de Biden esquiva las demandas del Senado para la acción de EE. UU. para romper el bloqueo genocida de Azerbaiyán de Artsaj.


8 Declaración del secretario.


9 El ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán se reúne con el presidente Biden.


10 Por ejemplo, un mapa mostrado por el Ministro de Defensa de Turquía en 2019 mostraba a Turquía y Azerbaiyán compartiendo una frontera común. No hay rastro de Armenia, Georgia y territorio ruso en el Cáucaso.


11 Nadie puede influenciarnos.


12 Luis Moreno Campo, el primer fiscal de la CPI, emitió un informe el 7 de agosto de 2023. El Lemkin Institute for Genocide Prevention emitió una Alerta de Bandera Roja para el Genocidio-Azerbaiyán-Actualización #8 el 12 de junio de 2023; un informe de 128 páginas el 5 de septiembre de 2023; y una alerta SOS final el 19 de septiembre de 2023. Genocide Watch emitió una advertencia de genocidio sobre Nagorno-Karabaj en 2021. Entre muchas otras audiencias y presentaciones, el Tom Lantos Human Rights Commission celebró una audiencia el 6 de septiembre de 2023. Y el Comité de Relaciones Exteriores del Senado celebró una audiencia el 14 de septiembre de 2023.


13 Turquía y Azerbaiyán


actúan como "una nación, dos estados".


14 Armenia es nuestra tierra.


15 Azerbaiyán se niega a garantizar la seguridad de los armenios en Nagorno-Karabaj.


16 La Sección 907 de la Ley de Apoyo a la Libertad.


17 La exención de la Sección 907.


18 La GAO informó en 2020.


19 Azerbaiyán se tragaba Nagorno Karabaj.


20 Se han presentado tres proyectos de ley en el Congreso.

留言


bottom of page