top of page

El padre Díaz pide oraciones en el aniversario del encarcelamiento del obispo Álvarez

Al cumplirse un año del injusto encarcelamiento del obispo nicaragüense Rolando Álvarez, el padre Erick Díaz recuerda con cariño a su querido pastor. El obispo Álvarez, crítico declarado del gobierno nicaragüense, fue condenado a 26 años de prisión y despojado de sus funciones religiosas y encacelado en 2022.

El padre Díaz, que trabajó estrechamente con el obispo Álvarez, ha manifestado su apoyo al obispo encarcelado. En el aniversario de su encarcelamiento, pidió oraciones por el obispo Álvarez y por la comunidad internacional que lo apoya.


"Hoy hace un año que nuestro querido obispo Rolando Álvarez fue injustamente encarcelado", declaró el padre Díaz. "Le recordamos con amor y gratitud por todo lo que ha hecho por nuestra comunidad. Os pedimos vuestras oraciones por él y por todos los que siguen luchando por su liberación."


El caso del obispo Álvarez ha atraído la atención internacional, y organizaciones de derechos humanos y líderes religiosos de todo el mundo han pedido su liberación. El gobierno nicaragüense ha sido acusado de utilizar el sistema judicial para silenciar a sus críticos, y el encarcelamiento del obispo Álvarez es visto por muchos como un claro ejemplo de este abuso de poder.


A pesar de los desafíos a los que se enfrenta, el obispo Álvarez se ha mantenido comprometido con su fe y su misión. En una carta que escribió desde la cárcel, expresaba su gratitud a todos los que le han apoyado, y su esperanza de que al final prevalezca la justicia.


"Estoy agradecido por el amor y el apoyo de mis compañeros sacerdotes y de la comunidad internacional", escribió. "Tengo fe en que Dios nos ayudará a superar este difícil momento y en que se hará justicia".


Mientras el mundo sigue lidiando con cuestiones relacionadas con los derechos humanos y la libertad religiosa, el caso del obispo Álvarez sirve de recordatorio de la importancia de defender lo que es justo, incluso ante la adversidad. El llamamiento del padre Díaz a la oración es una forma pequeña pero significativa de que la comunidad internacional pueda seguir mostrando su apoyo al obispo Álvarez y a todos los que luchan por la justicia y la libertad en todo el mundo.


Como dijo el padre Díaz: "Debemos seguir rezando y trabajando por un mundo en el que se respeten la justicia y la libertad, y en el que todas las personas puedan vivir en paz y con dignidad."

Comments


bottom of page